Vosotros sois los destinatarios principales de nuestra metodología y de la filosofía que subyace que busca como meta final la felicidad del adolescente.

Nuestra propuesta no es tan solo de una trasmisión de contenidos sino un ejercicio de redescubrimiento personal que ayude en el redescubrir de otros.

No se trata de una formación a través de un curso de capacitación para recibir una metodología que te ayude a trabajar mejor con tus chicas y chicos, sino que la clave no se encuentra en la metodología, que se ve; sino en la filosofía, que no se ve, pero transforma.

No se trata siquiera de una forma de actuar, es una forma de hacer que supone una manera de ser. Para ello, es preciso comenzar este camino a través de un descubrimiento de vosotros mismos de lo que sois, y de lo que queréis ser; integrar esta filosofía en vuestras vidas.

Las maestras y maestros pueden acudir a título individual a nuestros programas de certificación y aplicar en sus centros  lo aprendido.

Algunas claves de nuestra propuesta:

  • Priorizar la relación, no la intervención
  • Tener una mirada apreciativa
  • Reconocimiento
  • El cambio comienza por el que mira
  • Somos intersomos
  • Todos tenemos talentos

El docente que se presenta a título individual, seguiría el proceso de certificación que mostramos más adelante en los centros de enseñanza.

La metodología

El programa se estructura en cuatro bloques temáticos: uno por trimestre, y son transversales pues los temas son los mismos para edad y nivel educativo (de los 14 hasta los 17 años, dependiendo de lo sistemas educativos del país). La diferencia reside en la profundidad con la que se aborda, los puntos que escoge el docente y por supuesto los recursos empleados y las competencias a alcanzar en cada tramo de edad y nivel.

Los bloques coinciden básicamente con las etapas contenidas en el libro Encender las estrellas:

  • Preparando el viaje: las claves del talento
  • Comienza el viaje: las etapas
  • Toma de conciencia y decisiones
  • Mi proyecto de vida.

Se proporcionan unas Guías de Acompañamiento, para cada sesión tutorial y que la maestra utiliza durante todo el curso escolar (entre 20 y 30 guías)

“El maestro debe cambiar la mirada hacia el niño, que es un individuo completo, no un alumno de matemáticas o lengua” Daniel Wildon

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*